Alabado sea Dios Padre, Dios Hijo, Dios Espíritu Santo: un Dios en tres Personas.

Santísima y augusta Trinidad, Dios solo en tres Personas, creo que Os estáis aquí presente. Os adoro con los sentimientos de la más profunda humildad, y Os pago con todo mi corazón los tributos que se deben a Vuestra Soberana Majestad.

Jesús mío, perdón y misericordia: por los méritos de Vuestras Santas Llagas y los sufrimientos de Vuestra Santísima Madre.