Dulce Corazón de Jesús

Jesucristo le presentó a Santa Margarita Su Corazón. Se presentó de la manera más sensible, más humana y más tierna. El había pedido muchas veces al hombre que le diera su corazón: ¡Hijo mío, dame tu corazón!” (Prov. 23, 26) “Amarás al Señor con todo tu corazón,” (Marcos 12,30) y ahora para obligarle más El le da Su Corazón vivo y palpitante, lleno de amor y de misericordia.

Viernes santo

Meditaciones por el Viernes santo por Padre Juan Gregorio — Jesús acepta la cruz, acepta de sufrir por nosotros que rehusamos la cruz.

Jueves santo

“La Eucaristía es el don supremo de Nuestro Señor; lo instituyó en la víspera de Su Pasión, por amor a nosotros, pobres humanos, para no dejarnos solos en este valle de lágrimas. Es Su testamento de amor; Se constituye nuestro alimento. Es en esta ocasión que nos dice: No hay amor más grande que dar la vida por sus amigos. Jesús dio Su vida con Su muerte ignominiosa sobre la cruz. Esto no era suficiente a Su Amor infinito: quiso hacerse pan para permanecer con nosotros, para alimentarnos de Su Carne, alimentarnos de Sí mismo. Misterio de amor que no entenderemos nunca en la tierra, pero que es, sin embargo, muy real.”