San José – Esposo virginal de la Madre de Dios

El Hijo de Dios que descendía a la tierra para adoptar a la humanidad, necesitaba una Madre; esta Madre no podía ser otra que la más pura de las vírgenes, y la Maternidad divina no debía alterar en nada Su incomparable virginidad. Hasta que el Hijo de María fue reconocido como Hijo de Dios, la honra de su Madre necesitaba un Protector. Un hombre que debía ser llamado a la inefable gloria de ser Esposo de María. Este feliz mortal, el más casto de los hombres fue San José…

San José, patrono de la Iglesia

El 8 de diciembre de 1870, por el decreto solemne Quemadmodum Deus de la Sagrada Congregación de Ritos, Pío IX proclamó a San José, patrono de la Iglesia.
Reproducimos algunos extractos de la carta encíclica de León XIII, Quamquam pluries, (el 15 de agosto de 1889), donde explica las razones por qué San José fue proclamado patrono de la Iglesia…