La Oración del Señor o Padre Nuestro

Oración
Cuando los Apóstoles le pidieron a Jesús que les enseñara a rezar, Jesús dijo: «Cuando recéis, diréis…» Y les enseñó el Padre Nuestro.

Padre nuestro, que estás en los cielos,
santificado sea Tu Nombre;
venga a nos Tu reino;
hágase Tu voluntad
así en la tierra como en el cielo.
El pan nuestro de cada día danosle hoy;
y perdonanos nuestras deudas,
así como nosotros perdonamos
a nuestros deudores;
y no nos dejes caer en la tentación,
mas líbranos del mal.
Amén

Jesús mío, perdón y misericordia: por los méritos de Vuestras Santas Llagas y los sufrimientos de Vuestra Santísima Madre.