Este artículo también está disponible en: Français English Italiano

Las historias más bellas...

  • La religión da el valor de la virtud
  • historia0701-Los maravillos frutos de un buen libro

    Cuando la cena no estaba lista, el magistrado se enfadó con su mujer. Para calmarle y hacerle tener paciencia, ella le ofrece un libro para que lo lea. El magistrado se enfada aún más, tira el libro al suelo y arremete contra todos los presentes.

    Leer »

    historia0702-Conversión de Ignacio de Loyola

    Herido, sin saber qué hacer y aburrido hasta la saciedad durante su convalecencia, Ignacio pidió una novela para entretenerse. El Amadís y otros libros de caballería, tan profanos y peligrosos, eran famosos en aquella época, y las personas más honestas se deleitaban con ellos.

    Leer »

    historia0704-La fe, el apoyo de los mártires

    Mientras el joven era conducido al lugar de suplicio fuera de la ciudad, su madre, temiendo que no completara su glorioso sacrificio, le gritó desde las murallas: «Hijo mío, acuérdate del Dios vivo; ármate de constancia y fortaleza; eleva tu corazón a lo alto, y mira a Aquel que reina en el cielo.»

    Leer »

    historia0909-El novelista y los galeotes

    Estamos aquí sólo para haber practicado sus lecciones, y para haberlas practicado con dos o tres personas; pero ¿no ha corrompido usted a miles de jóvenes? y el contagio que ha propagado, ¿no hace nuevas víctimas cada día?

    Leer »

    historia0114-El niño obediente.

    En apariencia, los mártires son derrotados porque perdieron la vida cuando podían haberla salvado pisoteando la ley de Dios; en realidad, son héroes y, por tanto, vencedores, que llevan con razón la palma del triunfo.

    Leer »
    Ver también