Si no encuentra lo que busca,
puede enviar un correo electrónico:
apotres@magnificat.ca

Magníficat!

¡Para la preservación del Depósito de la Fe!
¡Para que venga el Reino de Dios!

Una representación única del Belén.

El encanto del Niño Jesús te hará olvidar tus preocupaciones, tus penas.
Jesús te ofrece el regalo de un corazón de niño lleno de amor, paz y verdadera felicidad.

Los servicios son gratuitos.

Horario:

Misa de Medianoche:
Misa del día:
Visita al Pesebre:


Misa de Medianoche:
Misa de Medianoche:

25 de diciembre, 00:00 h.
25 de diciembre, 10:00 h.
del 25 de diciembre al 31 de enero,
de 9.00 a 18.00 h.

1 de enero, 00:00 h.
6 de enero, 00:00 h.

Misa de Medianoche: 25 de diciembre, 00:00 h.
Misa de día: 25 de diciembre, 10:00 h.
Visita al Belén: 25 dic - 31 ene, 9:00-18:00.
Misa de Medianoche: 1 de enero, 00:00 h.
Misa de Medianoche: 6 de enero, 00:00 h.

Reservación:

(819) 688-5225

Nuestra dirección:

290 7e rang - Mont-Tremblant - Québec - Canada - J8E 1Y4

Ofrenda del día de Santa Teresita del Niño Jesús

Santa Teresita reza ante Jesús en la Hostia
Para ofrecer y santificar por adelantado nuestros pensamientos, palabras y acciones para el día.

Dios mío, Os ofrezco todas las acciones que haré hoy, por las intenciones y la gloria del Sagrado Corazón de Jesús. Quiero santificar los latidos de mi corazón, mis pensamientos y mis obras más sencillas uniéndolos a Sus méritos infinitos, y reparar mis faltas arrojándolas al horno de Su amor misericordioso. ¡Oh, Dios mío! Os pido para mí y para los que me son queridos la gracia de cumplir perfectamente Vuestra santa voluntad, de aceptar por Vuestro amor las alegrías y las penas de esta vida pasajera para que un día nos reunamos en el Cielo por toda la eternidad. Amén.

(Oración compuesta por Santa Teresa del Niño Jesús)

«Dios mío, Os ofrezco todas las acciones que voy a realizar hoy, por las intenciones y por la gloria del Sagrado Corazón de Jesús; quiero santificar los latidos de mi corazón, mis pensamientos y mis obras más sencillas uniéndolos a Vuestros méritos infinitos, y reparar mis faltas arrojándolas al horno de Vuestro amor misericordioso. ¡Oh, Dios mío! Os pido para mí y para los míos la gracia de cumplir perfectamente Vuestra santa voluntad, de aceptar por Vuestro amor las alegrías y las penas de esta vida pasajera para que un día nos reunamos en el Cielo por toda la eternidad. Amén.»

(Oración escrita por Santa Teresa del Niño Jesús)

Compartir con los tuyos