Busqueda
Generic filters

Si no encuentra lo que busca,
puede enviar un correo electrónico:
apotres@magnificat.ca

Magnificat!

¡Para la preservación del Depósito de la Fe!
¡Para que venga el Reino de Dios!

Para las almas del purgatorio

Para obtener de Jesús, a través de los dolores de Su Pasión, que Se digne a tener misericordia de las almas del Purgatorio.
Oh, dulce Jesús, por el sudor de sangre que experimentaste en el jardín de Getsemaní, ten piedad de estas almas benditas. – Ten piedad, Señor, ten piedad. Oh, dulce Jesús, por los dolores que has sufrido en Tu cruel flagelación, ten piedad de estas almas. – Ten piedad, Señor, ten piedad. Oh, dulce Jesús, por los dolores que has sufrido en Tu dolorosa corona de espinas, Ten piedad de estas almas. – Ten piedad, Señor, ten piedad. Oh, dulce Jesús, por los dolores que has sufrido llevando Tu cruz al calvario, Ten piedad de estas almas. – Ten piedad, Señor, ten piedad. Oh, dulce Jesús, por los dolores que has sufrido en Tu muy cruel crucifixión, Ten piedad de estas almas. – Ten piedad, Señor, ten piedad. Oh, dulce Jesús, por los dolores que has sufrido en Tu muy amarga agonía en la Cruz, Ten piedad de estas almas. – Ten piedad, Señor, ten piedad. Oh, dulce Jesús, por el inmenso dolor que sufriste… rediendo Tu alma bendecida, Ten piedad de estas almas. – Ten piedad, Señor, ten piedad.

Compartir con los tuyos

Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email
Share on pinterest
Share on linkedin
Share on twitter
Share on facebook

Jesús mío, perdón y misericordia: por los méritos de Vuestras Santas Llagas y los sufrimientos de Vuestra Santísima Madre.