Si no encuentra lo que busca,
puede enviar un correo electrónico:
apotres@magnificat.ca

Magníficat!

¡Para la preservación del Depósito de la Fe!
¡Para que venga el Reino de Dios!

Una representación única del Belén.

El encanto del Niño Jesús te hará olvidar tus preocupaciones, tus penas.
Jesús te ofrece el regalo de un corazón de niño lleno de amor, paz y verdadera felicidad.

Los servicios son gratuitos.

Horario:

Misa de Medianoche:
Misa del día:
Visita al Pesebre:


Misa de Medianoche:
Misa de Medianoche:

25 de diciembre, 00:00 h.
25 de diciembre, 10:00 h.
del 25 de diciembre al 31 de enero,
de 9.00 a 18.00 h.

1 de enero, 00:00 h.
6 de enero, 00:00 h.

Misa de Medianoche: 25 de diciembre, 00:00 h.
Misa de día: 25 de diciembre, 10:00 h.
Visita al Belén: 25 dic - 31 ene, 9:00-18:00.
Misa de Medianoche: 1 de enero, 00:00 h.
Misa de Medianoche: 6 de enero, 00:00 h.

Reservación:

(819) 688-5225

Nuestra dirección:

290 7e rang - Mont-Tremblant - Québec - Canada - J8E 1Y4

Para las almas del purgatorio

Para obtener de Jesús, a través de los dolores de Su Pasión, que Se digne a tener misericordia de las almas del Purgatorio.
Oh, dulce Jesús, por el sudor de sangre que experimentaste en el jardín de Getsemaní, ten piedad de estas almas benditas. – Ten piedad, Señor, ten piedad. Oh, dulce Jesús, por los dolores que has sufrido en Tu cruel flagelación, ten piedad de estas almas. – Ten piedad, Señor, ten piedad. Oh, dulce Jesús, por los dolores que has sufrido en Tu dolorosa corona de espinas, Ten piedad de estas almas. – Ten piedad, Señor, ten piedad. Oh, dulce Jesús, por los dolores que has sufrido llevando Tu cruz al calvario, Ten piedad de estas almas. – Ten piedad, Señor, ten piedad. Oh, dulce Jesús, por los dolores que has sufrido en Tu muy cruel crucifixión, Ten piedad de estas almas. – Ten piedad, Señor, ten piedad. Oh, dulce Jesús, por los dolores que has sufrido en Tu muy amarga agonía en la Cruz, Ten piedad de estas almas. – Ten piedad, Señor, ten piedad. Oh, dulce Jesús, por el inmenso dolor que sufriste… rediendo Tu alma bendecida, Ten piedad de estas almas. – Ten piedad, Señor, ten piedad.

Compartir con los tuyos