La cumbre de la Adoración

Jesús en la Cruz

«El mundo se está perdiendo, dijo Jesús a Sor Consolata Betrone, y Yo, amo a las almas y quiero salvarlas. Para lograr mi objetivo, uso el rigor, pero créelo, es por pura misericordia. Si Yo permito un dolor tan grande, es con el fin de salvar a las almas para la eternidad.»

Invención de la Santa Cruz

En 312, a petición de Dios, el emperador Constantino mandó poner la señal de la cruz en las insignias de su ejército y ganó una batalla decisiva. Así, concedió la libertad a los cristianos. Hacia el año 325, la madre del emperador, Santa Elena, hizo excavar en Tierra Santa y descubrió la verdadera Cruz en la que Jesús había sido crucificado. Este es el evento que celebramos hoy.

Ser un Pastor

La oveja perdida

Invoquemos a menudo al Espíritu Santo, pidámosle que nos transforme, que nos dé abundantemente el fuego del amor divino que nos hará verdaderos pastores con Jesús el Buen Pastor.