Este artículo también está disponible en: Français English Italiano

Mensaje de la Virgen María

La Santísima Virgen María Se dirige a Sus queridos hijos que Le rezan de todo corazón:

«Les doy las gracias. Su oración ha subido al cielo. Les doy las gracias. Sólo si todo Mi pueblo hiciera como ustedes, una vez más les digo: el cielo y la tierra se habrían convertido en una sola patria de amor».

«Hijos Míos, cuento con ustedes. Tengo toda Mi confianza en ustedes. No lo olviden: permanezcan fieles, permanezcan humildes, caritativos y obedientes».

«Les agradezco la hora de oración que Me han ofrecido. Han sacrificado una hora de su sueño. Serán recompensados eternamente. Hijos Míos, estuve ahí con ustedes. Les miraba y les daba las gracias. Mi corazón saltó de alegría ante sus humildes oraciones, todas unidas. Los que estaban verdaderamente cansados hicieron el sacrificio, y serán recompensados eternamente».

«Les doy las gracias con todo Mi corazón. Con estas oraciones no pueden saber cuánto Me ayudan a convertir a los pecadores y a proteger a este mundo ingrato y culpable.»

«Hijos Míos, les agradezco de todo corazón esta humilde hora de oración que Me han ofrecido. Se lo agradezco de todo corazón. ¡Qué bien he estado con ustedes! Estuve cerca de ustedes y Mi alegría es tan grande que responderé a sus llamadas…»