Calendario Magníficat 2017 – Fátima

Edición especial para celebrar el Centenario de las Apariciones de la Virgen de Fátima — Ilustración cada mes de un episodio de las apariciones de Nuestra Señora de Fátima, un acontecimiento importante para la Iglesia y el mundo entero. Pintadas en nuestro Monasterio, estas ilustraciones exclusivas imparten un esquema del mensaje importante de la Virgen María.

San José – Esposo virginal de la Madre de Dios

El Hijo de Dios que descendía a la tierra para adoptar a la humanidad, necesitaba una Madre; esta Madre no podía ser otra que la más pura de las vírgenes, y la Maternidad divina no debía alterar en nada Su incomparable virginidad. Hasta que el Hijo de María fue reconocido como Hijo de Dios, la honra de su Madre necesitaba un Protector. Un hombre que debía ser llamado a la inefable gloria de ser Esposo de María. Este feliz mortal, el más casto de los hombres fue San José…

La Cuaresma

La Cuaresma nos va a asociar a la obra redentora del Salvador efectivamente por el ayuno y las otras prácticas de penitencia. No hay Cuaresma que merezca tal nombre sin un esfuerzo personal para rehacer la vida y vivirla con más fidelidad, y para reparar con algunas privaciones voluntarias las negligencias de otros tiempos…

Lema y deseo para este año 2017

Hermanos y hermanas, estas dos palabras, Oración y Penitencia, serán el Lema para este año. Este Lema que nosotros deseamos también sea adoptado por toda la Cristiandad, para responder a este apremiante llamamiento de la Virgen misma. Es Su consigna. Que todas las almas de buena voluntad se unan este año para seguir este camino que el Cielo nos indica. La Santísima Virgen pronunció estas palabras en La Salette en 1846, Ella las repite en Lourdes en 1858, y de nuevo hace 100 años, en Fátima. Dándoles este Lema, Oración, Penitencia, simplemente me hago eco fiel de nuestra Madre de los Cielos.

La Medalla Milagrosa

La Medalla Milagrosa proviene directamente de la Santísima Virgen María, Madre de Dios y Madre nuestra. Es un regalo del Cielo que nunca ha dejado de prodigar gracias maravillosas a través del mundo entero. Es un medio sencillo y muy eficaz para beneficiarnos de la protección de María en todas nuestras necesidades espirituales y temporales.

Magníficat

Contemplamos el misterio de la Visitación de María a Su prima, Santa Isabel. Isabel felicita a María por el inmenso privilegio de ser la Madre de Dios hecho hombre. Inmediatamente, la Santísima Virgen dirige estos elogios hacia el Altísimo y entona el hermoso himno del «Magníficat» en acción de gracias a Dios, atribuyéndole todas estas maravillas que había cumplido en Ella.