Busqueda
Generic filters

Magníficat!

¡Para la preservación del Depósito de la Fe!
¡Para que venga el Reino de Dios!

Es, pues, cierto, Redentor de los hombres, que Tú moras en mí, y que yo estoy en posesión de Tu Cuerpo, Sangre, Alma y Divinidad. Te adoro, Dios mío, desde el fondo de mi alma, y uno mi adoración a los que los Ángeles y los Santos Te rinden en el cielo.
Sí, Te amo con todo mi corazón, con toda mi alma y con todas mis fuerzas. Te agradezco el gran favor que me has hecho al entregarte a mí. Me entrego a Ti sin reservas. Acepta, divino Jesús, esta ofrenda que Te hago de todo lo que soy y de todo lo que poseo; dispón de mí según Tu buen gusto, y concédeme la gracia de no desagradarte nunca.

Jesús mío, perdón y misericordia: por los méritos de Vuestras Santas Llagas y los sufrimientos de Vuestra Santísima Madre.