Si no encuentra lo que busca,
puede enviar un correo electrónico:
apotres@magnificat.ca

Magníficat!

¡Para la preservación del Depósito de la Fe!
¡Para que venga el Reino de Dios!

Una representación única del Belén.

El encanto del Niño Jesús te hará olvidar tus preocupaciones, tus penas.
Jesús te ofrece el regalo de un corazón de niño lleno de amor, paz y verdadera felicidad.

Los servicios son gratuitos.

Horario:

Misa de Medianoche:
Misa del día:
Visita al Pesebre:


Misa de Medianoche:
Misa de Medianoche:

25 de diciembre, 00:00 h.
25 de diciembre, 10:00 h.
del 25 de diciembre al 31 de enero,
de 9.00 a 18.00 h.

1 de enero, 00:00 h.
6 de enero, 00:00 h.

Misa de Medianoche: 25 de diciembre, 00:00 h.
Misa de día: 25 de diciembre, 10:00 h.
Visita al Belén: 25 dic - 31 ene, 9:00-18:00.
Misa de Medianoche: 1 de enero, 00:00 h.
Misa de Medianoche: 6 de enero, 00:00 h.

Reservación:

(819) 688-5225

Nuestra dirección:

290 7e rang - Mont-Tremblant - Québec - Canada - J8E 1Y4

Una historia para cada día...

Sagrada Familia - Jesús María José

La reconstrucción del Templo bajo Juliano el Apóstata.

Poco antes de morir, Jesucristo anunció a sus apóstoles la destrucción del Templo de Jerusalén, asegurándoles que no quedaría ni una sola piedra en pie. Varias profecías añadían que, tras su destrucción, el Templo no volvería a ser reconstruido. En el año 70 los romanos destruyeron la ciudad y el templo. Para destruir el valor de la palabra de Dios, el emperador Juliano el Apóstata intentó reconstruir el templo de Jerusalén en el año 361. Vinieron trabajadores de todas partes, especialmente un gran número de judíos, y ya se estaban levantando los muros del templo. Juliano triunfó y con él los enemigos del cristianismo. Pero la alegría duró poco, pues un terremoto derribó el santuario inacabado. Sin embargo, comenzaron de nuevo, pues el odio al cristianismo cegó a Juliano y a su partido. Pero un terremoto más terrible y globos de fuego que emergen de la tierra amenazan con engullir a los trabajadores. Las obras tuvieron que suspenderse, y el templo no se ha reconstruido hasta hoy.

Dios es fiel y cumple Sus promesas.

Otras historias...