Si no encuentra lo que busca,
puede enviar un correo electrónico:
apotres@magnificat.ca

Magníficat!

¡Para la preservación del Depósito de la Fe!
¡Para que venga el Reino de Dios!

Una representación única del Belén.

El encanto del Niño Jesús te hará olvidar tus preocupaciones, tus penas.
Jesús te ofrece el regalo de un corazón de niño lleno de amor, paz y verdadera felicidad.

Los servicios son gratuitos.

Horario:

Misa de Medianoche:
Misa del día:
Visita al Pesebre:


Misa de Medianoche:
Misa de Medianoche:

25 de diciembre, 00:00 h.
25 de diciembre, 10:00 h.
del 25 de diciembre al 31 de enero,
de 9.00 a 18.00 h.

1 de enero, 00:00 h.
6 de enero, 00:00 h.

Misa de Medianoche: 25 de diciembre, 00:00 h.
Misa de día: 25 de diciembre, 10:00 h.
Visita al Belén: 25 dic - 31 ene, 9:00-18:00.
Misa de Medianoche: 1 de enero, 00:00 h.
Misa de Medianoche: 6 de enero, 00:00 h.

Reservación:

(819) 688-5225

Nuestra dirección:

290 7e rang - Mont-Tremblant - Québec - Canada - J8E 1Y4

Una historia para cada día...

Notre Dame du Laus

Eficacia del Rosario

Sor Lucía de Fátima hizo esta importante confidencia al Padre Agostino Fuentes en nombre de la Madre de Dios:

«Hay dos caminos para salvar el mundo: la oración y el sacrificio. Y así, el Santo Rosario. Mire, Padre, la Santísima Virgen, en estos últimos tiempos que estamos viviendo, ha dado una nueva eficacia al rezo del Rosario. De tal manera que no hay ningún problema, por difícil que sea, temporal o sobre todo espiritual, referido a la vida personal de cada uno de nosotros, a nuestras familias, ya sean familias que viven en el mundo o comunidades religiosas, o a la vida de los pueblos y naciones… No hay problema, digo, por difícil que sea, que no podamos resolver rezando el Santo Rosario. Con el Santo Rosario nos salvaremos, nos santificaremos, consolaremos a Nuestro Señor y obtendremos la salvación de muchas almas.

«Y así tengamos devoción al Corazón Inmaculado de María, nuestra Santísima Madre, considerándola como la sede de la clemencia, la bondad y el perdón, y como la puerta segura para entrar en el Cielo.»

(Entrevista de Sor Lucía, vidente de Fátima, con el Padre Fuentes, 26 de diciembre de 1957)

Otras historias...