Busqueda
Generic filters

Si no encuentra lo que busca,
puede enviar un correo electrónico:
apotres@magnificat.ca

Magníficat!

¡Para la preservación del Depósito de la Fe!
¡Para que venga el Reino de Dios!

Una historia para cada día...

Niño Jesús, ¡Te amo con todo mi corazón!

San Luis y la hostia milagrosa.

Durante su reinado, Jesucristo se mostró a veces en una hostia en forma de niño pequeño. Miles de curiosos acudieron a la iglesia donde se produjo este milagro; pero el santo rey, al que se le había comunicado este prodigio, no se movió de su casa. Cuando se le preguntó el motivo de su reserva, respondió: «Dios está obrando este milagro, no para los creyentes, sino para los que dudan. Mis ojos pueden engañarme, pero no la palabra del Salvador. Si viera este milagro, cerraría los ojos para no perder el mérito de la fe».

La fe de San Luis era la convicción inquebrantable de la verdad de las palabras de Jesucristo.

Otras historias...