Busqueda
Generic filters

Si no encuentra lo que busca,
puede enviar un correo electrónico:
apotres@magnificat.ca

Magnificat!

¡Para la preservación del Depósito de la Fe!
¡Para que venga el Reino de Dios!

Letanías de los Santos Ángeles

Señor, tened piedad de nosotros.

Jesucristo, tened piedad de nosotros.

Señor, tened piedad de nosotros.

Jesucristo, oigadnos.

Jesucristo, escuchadnos.

Padre celestial, que sois Dios, tened piedad de nosotros.

Hijo redentor del mundo, que sois Dios, tened piedad de nosotros.

Espíritu Santo, que sois Dios, tened piedad de nosotros.

Santísima Trinidad, que sois un solo Dios, tened piedad de nosotros.

Santa María, Reina de los Ángeles, rogad por nosotros.

San Miguel, rogad por nosotros.

San Gabriel, rrogad por nosotros.

San Rafael, rogad por nosotros.

Santo Ángel de la Guarda, rogad por nosotros.

Coro de Serafines, rogad por nosotros.

Coro de Querubines, rogad por nosotros.

Coro de Tronos, rogad por nosotros.

Coro de Dominaciones, rogad por nosotros.

Coro de las Virtudes, rogad por nosotros.

Coro de las Potencias, rogad por nosotros.

Coro de principados, rogad por nosotros.

Coro de Arcángeles, rogad por nosotros.

Coro de Ángeles, rogad por nosotros.

Vos que rodeáis el sublime y elevado trono de Dios, rogad por nosotros.

Vos que cantáis sin cesar ante Dios: Santo, santo, santo es el Dios de los ejércitos, rogad por nosotros.

Vos que disipáis nuestras tinieblas e ilumináis nuestras mentes, rogad por nosotros.

Vos que nos anunciáis cosas divinas, rogad por nosotros.

Vos que habéis recibido de Dios la tarea de custodiar a los hombres, rezad por nosotros.

Vosotros, que siempre contempláis el rostro del Padre celestial, rogad por nosotros.

Vosotros, que os alegráis mucho de la conversión de un solo pecador, rogad por nosotros.

Vosotros, que sacasteis al justo Lot de en medio de los pecadores, rogad por nosotros.

Vosotros, que subisteis y bajasteis la escalera de Jacob, rogad por nosotros.

Vosotros, que disteis la ley de Dios a Moisés en el Monte Sinaí, rogad por nosotros.

Vosotros, que habéis traído la alegría al mundo con el nacimiento del Salvador, rogad por nosotros.

Vosotros que Le servisteis en el desierto después de Su ayuno de cuarenta días, rogad por nosotros.

Vosotros, que llevasteis a Lázaro en el vientre de Abraham, rogad por nosotros.

Vosotros, que estáis vestidos de blanco junto a la tumba de Jesús, rogad por nosotros.

Vosotros, que hablasteis a los discípulos en cuanto Jesús subió al cielo, rogad por nosotros.

Vosotros, que precederéis a Jesucristo en el Juicio Final, que vendréis con el estandarte de Su Cruz, rogad por nosotros.

Vosotros, que reuniréis a los elegidos al final de los tiempos, rogad por nosotros.

Vosotros, que separáis a los malvados de los justos, rogad por nosotros.

Vosotros que lleváis nuestras oraciones al trono de Dios, rogad por nosotros.

Vosotros que nos fortalecéis en la hora de nuestra muerte, rogad por nosotros.

Vosotros, que lleváis al cielo las almas de los justos, limpias de todas sus impurezas, rogad por nosotros.

Vosotros, que hacéis milagros con el poder divino, rogad por nosotros.

Vosotros, que sois enviados a ministrar a los que van a ser herederos de la salvación, rogad por nosotros.

Vosotros que presidís reinos y provincias, rogad por nosotros.

Vosotros, que a menudo habéis disipado los ejércitos del enemigo, rogad por nosotros.

Vosotros, que a menudo habéis librado a los siervos de Dios de las cárceles y de otros peligros de la vida, rogad por nosotros.

Vosotros, que habéis consolado a los mártires en sus tormentos, rogad por nosotros.

Vosotros, que protegéis con especial cuidado a los prelados y a los príncipes, rogad por nosotros.

Todas las órdenes de los espíritus benditos, rogad por nosotros.

De todo peligro, libradnos, Señor, por Vuestros santos ángeles.

De las trampas del diablo, líbranos, Señor.

De todos los cismas y herejías, libradnos, Señor.

De la peste, el hambre y la guerra, libradnos, Señor.

De la muerte repentina e inesperada, libradnos, Señor.

De la muerte y la condenación eterna, libradnos, Señor.

Pecadores que somos, Os rogamos que nos escuchéis.

Por Vuestros santos ángeles, Os rogamos que nos escuchéis.

Perdonadnos, Os rogamos, escuchadnos.

Concedednos la gracia, Os suplicamos, escuchadnos.

Que gobernéis y conservéis Vuestra santa Iglesia, Os lo rogamos, escuchadnos.

Proteged al Soberano Pontífice y a todas las órdenes de la jerarquía eclesiástica, Os rogamos que nos escuchéis.

Que establezcáis la paz y la armonía entre las naciones, Os rogamos que nos escuchéis.

Concedednos y conservad para nosotros los frutos de la tierra, Os rogamos que nos escuchéis.

Conceded a todos los fieles difuntos el descanso eterno, Os lo imploramos.

Cordero de Dios, que quitáis los pecados del mundo, perdonadnos, Señor.

Cordero de Dios, que quitáis los pecados del mundo, escuchadnos, Señor.

Cordero de Dios, que quitáis los pecados del mundo, tened piedad de nosotros, Señor.

Jesucristo, oigadnos.

Jesucristo, escuchadnos.

OREMOS.

Oh Señor, Vos que compartís con admirable orden los diversos ministerios y funciones de los ángeles y de los hombres, concedednos por Vuestra gracia que los que siempre asisten en el cielo a Vuestra presencia para serviros, defiendan también nuestra vida en la tierra: Por nuestro Señor Jesucristo. Amén.

Compartir con los tuyos

Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email
Share on pinterest
Share on linkedin
Share on twitter
Share on facebook

Jesús mío, perdón y misericordia: por los méritos de Vuestras Santas Llagas y los sufrimientos de Vuestra Santísima Madre.