Busqueda
Generic filters

Si no encuentra lo que busca,
puede enviar un correo electrónico:
apotres@magnificat.ca

Magníficat!

¡Para la preservación del Depósito de la Fe!
¡Para que venga el Reino de Dios!

El Memorare

Esta poderosa oración a la Virgen María fue compuesta por San Bernardo de Claraval en el siglo XII. La Virgen María nunca abandona a los que recurren a Su protección.
Acordaos, ¡oh piadosísima Virgen María!, que jamás se ha oído decir que ninguno de los que han acudido a Vuestra protección, implorando Vuestra asistencia y reclamando Vuestro socorro, haya sido desamparado.Animado por esta confianza, a Vos también acudo, ¡oh Madre, Virgen de las vírgenes!, y gimiendo bajo el peso de mis pecados me atrevo a comparecer ante Vuestra presencia soberana.¡Oh Madre de Dios!, no desechéis mis súplicas, antes bien, escuchadlas y acogedlas benignamente. Amén.

Compartir con los tuyos