Busqueda
Generic filters

Si no encuentra lo que busca,
puede enviar un correo electrónico:
apotres@magnificat.ca

Magníficat!

¡Para la preservación del Depósito de la Fe!
¡Para que venga el Reino de Dios!

Una historia para cada día...

Nuestra Señora del Purgatorio

Alivio mediante la conformidad con la voluntad de Dios

Un venerable obispo, Tomás de Cantimpré, cuenta que su propia abuela se lamenta constantemente por la muerte de su hijo. Un día, en un sueño, se le apareció un grupo de jóvenes, todos resplandecientes de inefable belleza, y se acercaron con santa alegría. A lo lejos, detrás de ellos, vio que su hijo se acercaba con paso tambaleante. «¿Qué pasa, hijo mío -le preguntó-, que andas solo y detrás de los demás?» Pero enseguida le mostró una pesada carga en los pliegues de su túnica y le dijo: «Madre, estas son todas las lágrimas que has derramado por mí en vano, y su peso me impide seguir adelante. En cambio, dirige tus lágrimas a Dios, preséntale con un corazón resignado, haz que se ofrezca el Santo Sacrificio de los altares, y entonces me libraré de todo lo que aún pesa sobre mí.»

Otras historias...