Busqueda
Generic filters

Si no encuentra lo que busca,
puede enviar un correo electrónico:
apotres@magnificat.ca

Magníficat!

¡Para la preservación del Depósito de la Fe!
¡Para que venga el Reino de Dios!

Una historia para cada día...

Niño Jesús, ¡Te amo con todo mi corazón!

La desafortunada esposa de un socialista.

El periódico La Croix de Calais informó del siguiente hecho en 1897: Un socialista se jactaba en la taberna ante sus compañeros de que por fin había conseguido, después de tres años, que su mujer perdiera la fe. Aplausos para todos. Pero cuando regresó a su casa por la noche, vio una gran multitud frente a su casa. Hizo averiguaciones y se enteró de que allí acababa de ocurrir una terrible desgracia. Cuando entró en su casa, encontró a su mujer y a sus tres hijos en el suelo, sin dar señales de vida. Su esposa había colocado una nota a su lado con estas palabras: «Mientras tuve fe, soporté todas las penas de la vida con paciencia, por amor a Dios; pero desde que mi desdichado marido me hizo perder la fe, soy infeliz en grado sumo. No quiero que mis hijos también sean infelices, así que los he envenenado conmigo.

Esto es lo que el hombre puede ser con o sin fe. El hombre sin Dios es como un náufrago sin esperanza.

Otras historias...