Oración de la Iglesia para el descanso de las almas de nuestros queridos difuntos.

Oh Dios, que amas perdonar a los hombres y salvarlos, rogamos Tu misericordia, por la intercesión de la siempre Virgen María y de todos los Santos. Que todos los que han salido de este mundo, especialmente nuestros padres y benefactores, sean admitidos a la participación de la beatitud eterna. Pedimos esto a través de Jesucristo Nuestro Señor. Amén.

Jesús mío, perdón y misericordia: por los méritos de Vuestras Santas Llagas y los sufrimientos de Vuestra Santísima Madre.