Este artículo también está disponible en: Français English Italiano

La solución a todos los problemas: El Santo Rosario


En la mayoría de Sus apariciones, especialmente en Lourdes y Fátima, Nuestra Señora lleva un rosario e insiste en el rezo diario del mismo. En Su última aparición en Fátima, Nuestra Señora Se presenta como «Nuestra Señora del Rosario». El 26 de diciembre de 1957, la Hermana Lucía de Fátima tuvo una larga conversación con el Padre Agustín Fuentes. Le exhortó a dar a conocer el mensaje de la Santísima Virgen y el remedio que nuestra buena Madre ofreció a Sus hijos de la tierra para curarlos de todos los males del alma y del cuerpo: el rezo diario del Rosario. De tal manera que no hay ningún problema, por difícil que sea, temporal o especialmente espiritual, referente a la vida personal de cada uno de nosotros, de nuestras familias, de las familias del mundo o de las comunidades religiosas, o a la vida de los pueblos y naciones… no hay ningún problema, digo, por muy difícil que sea, que no podamos resolver rezando el Santo Rosario. Con el Santo Rosario nos salvaremos, nos santificaremos, consolaremos a Nuestro Señor y obtendremos la salvación de muchas almas.

Misterios del Rosario

Los Misterios del Rosario

El Rosario se compone de tres coronas, cada una de las cuales contiene cinco decenas. Los Misterios Gozosos se pueden recitar el LUNES y el JUEVES; los Misterios Dolorosos el MARTES y el VIERNES; los Misterios Gloriosos el DOMINGO, el MIÉRCOLES y el SÁBADO. * * * * *
  • Misterios gozosos:

    La Anunciación – Pidamos la virtud de la humildad. La Visitación Pidamos la virtud de la caridad. El nacimiento de Jesús – Pidamos el desprendimiento de las cosas pasajeras. La Presentación de Jesús en el Templo Pidamos la virtud de la obediencia. La pérdida y recuperación de Jesús en el Templo – Pidamos buscar la complacencia de Dios en todas nuestras acciones.

    Misterios dolorosos:

    La agonía de Jesús en el Huerto de Getsemaní  Pidamos la contrición perfecta de nuestros pecados. La Flagelación de Jesús Pidamos la virtud de la mortificación. La Coronación de Espinas – Pidamos la renuncia a nuestro juicio. Llevar la Cruz Pidamos llevar la Cruz con gran amor. La Crucifixión y Muerte de Jesús  Pidamos la perseverancia final, la conversión de los pecadores y la liberación de las almas del Purgatorio.  

    Misterios gloriosos:

    La Resurrección de Jesús – Pidamos la virtud de la fe. La Ascensión de Jesús al Cielo – Pidamos un gran deseo para el Cielo, nuestro único Hogar. La Bajada del Espíritu Santo sobre la Santísima Virgen y los Apóstoles – Pidamos los dones y frutos del Espíritu Santo y la fidelidad a sus inspiraciones. La Asunción de la Santísima Virgen María al Cielo – Pidamos verdadera devoción a tan buena Madre. La Coronación de la Santísima Virgen María en el Cielo – Pidamos la perseverancia en la gracia para ser coronados un día en el Cielo.

Meditación de los Misterios del Rosario

Meditado por Padre Juan Gregorio de la Trinidad

Del Manual de Asociados del Rosario Perpetuo

para rezarlo con frutos – por San Luis María de Montfort

Comparte estas oraciones con sus seres queridos.

Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email
Share on pinterest
Share on linkedin
Share on twitter
Share on facebook