Si no encuentra lo que busca,
puede enviar un correo electrónico:
apotres@magnificat.ca

Magníficat!

¡Para la preservación del Depósito de la Fe!
¡Para que venga el Reino de Dios!

Una representación única del Belén.

El encanto del Niño Jesús te hará olvidar tus preocupaciones, tus penas.
Jesús te ofrece el regalo de un corazón de niño lleno de amor, paz y verdadera felicidad.

Los servicios son gratuitos.

Horario:

Misa de Medianoche:
Misa del día:
Visita al Pesebre:


Misa de Medianoche:
Misa de Medianoche:

25 de diciembre, 00:00 h.
25 de diciembre, 10:00 h.
del 25 de diciembre al 31 de enero,
de 9.00 a 18.00 h.

1 de enero, 00:00 h.
6 de enero, 00:00 h.

Misa de Medianoche: 25 de diciembre, 00:00 h.
Misa de día: 25 de diciembre, 10:00 h.
Visita al Belén: 25 dic - 31 ene, 9:00-18:00.
Misa de Medianoche: 1 de enero, 00:00 h.
Misa de Medianoche: 6 de enero, 00:00 h.

Reservación:

(819) 688-5225

Nuestra dirección:

290 7e rang - Mont-Tremblant - Québec - Canada - J8E 1Y4

Una historia para cada día...

Jesucristo llama a la puerta de nuestro corazón.

Una sola Fe.

En cuanto podamos demostrar que una iglesia profesa una sola doctrina que impide alcanzar la perfección y la santidad, habremos demostrado que esa iglesia no es «santa» y, por tanto, no es la verdadera. Ahora estamos en condiciones de aportar tales pruebas contra la iglesia fundada por Martín Lutero. Este «reformador» enseñó en casi todas las páginas de sus escritos que la «sola fe» (sola fides) es suficiente para la salvación. Por ejemplo, dijo: «Mirad qué rico es el cristiano o bautizado, pues no puede perder su salvación, aunque quiera y sean cuales sean sus pecados, a no ser que no quiera creer. Ningún pecado puede condenarlo, excepto la incredulidad». (De capt. babyl. II vol. p. 264.) En 1521 se atrevió a escribir a su amigo Melanchton: «Sé un pecador: peca con fuerza, pero cree con más fuerza aún».

Según esta doctrina de Lutero el hombre puede entregarse a los crímenes más infames, no por ello llega menos al cielo, mientras crea. Tales principios son una carta blanca para todos los vicios: prueba clara de que la doctrina de Lutero no es santa y de que el carácter de santidad falta en la iglesia que él fundó.

Otras historias...