Busqueda
Generic filters

Si no encuentra lo que busca,
puede enviar un correo electrónico:
apotres@magnificat.ca

Magnificat!

¡Para la preservación del Depósito de la Fe!
¡Para que venga el Reino de Dios!

Una historia para cada día...

La Sagrada Familia en oración

Los buenos frutos de la tentación

San Alfonso de Ligorio señala que el Señor siempre tiene en mente desprendernos de las cosas de la tierra, y hacernos desear más ardientemente las del cielo. «Las almas buenas -dice-, al verse asaltadas en todo momento y en todo lugar por tantos enemigos peligrosos, se aburren de la vida. Anhelan la hora en que puedan cantar con el Profeta: La red se ha roto, y hemos sido liberados. Querrían volar hacia Dios; pero están retenidos en la tierra, sujetos incesantemente a las tentaciones, esperando que llegue por fin la hora de dejarlo.» Debemos soportarlos hasta el final con paciencia y resignación, llenos de confianza en la misericordia de Dios, que no sólo no permitirá que seamos tentados más allá de nuestras fuerzas, sino que nos dará la gracia de adquirir nuevos méritos, y así multiplicar nuestra recompensa en el cielo.

Otras historias...