Busqueda
Generic filters

Si no encuentra lo que busca,
puede enviar un correo electrónico:
apotres@magnificat.ca

Magnificat!

¡Para la preservación del Depósito de la Fe!
¡Para que venga el Reino de Dios!

Una historia para cada día...

Nuestra Senora de La Salette

Excelencia de la devoción a Nuestra Señora de los Siete Dolores.

El Padre Roviglione, de la Compañía de Jesús, cuenta que un joven tenía la devoción de visitar cada día una imagen de María, Madre de los Dolores, cuyo Corazón estaba atravesado por siete espadas. Una noche tuvo la desgracia de caer en pecado mortal, y cuando por la mañana fue a visitar la santa imagen, se encontró con que había ocho espadas en lugar de siete. Mientras estaba ocupado mirando este prodigio, oyó una voz que le decía que era su pecado el que había añadido esta octava espada al Corazón de María. En ese mismo momento, conmovido y lleno de arrepentimiento, se confesó y recuperó la gracia de Dios por la intercesión de su poderoso Abogado.

(San Alfonso de Ligorio)

Otras historias...