Busqueda
Generic filters

Si no encuentra lo que busca,
puede enviar un correo electrónico:
apotres@magnificat.ca

Magníficat!

¡Para la preservación del Depósito de la Fe!
¡Para que venga el Reino de Dios!

Una historia para cada día...

Nuestra Señora del Purgatorio

Las almas del purgatorio tienen el poder de obtener favores para nosotros

Un ferviente cristiano de París, muy celoso del socorro de los fieles difuntos, trabajaba por la conversión de un anciano que estaba peligrosamente enfermo; había agotado todas sus exhortaciones y oraciones para instarle a arreglar los asuntos de su conciencia y a recibir los sacramentos de la Iglesia. Se le ocurrió interesar a las almas del purgatorio en la salvación de este moribundo endurecido. Se comprometió a hacer rezar un cierto número de misas por la liberación del alma más desatendida, con la condición de que ésta, a su vez, se encargara de obtener para el enfermo la gracia del arrepentimiento. El mismo día, este pobre pecador, que estaba tan cerca de perderse eternamente, pidió ver a un sacerdote; cumplió los deberes de un buen cristiano; y, poco después, murió en la más sincera penitencia.

Otras historias...