Busqueda
Generic filters

Si no encuentra lo que busca,
puede enviar un correo electrónico:
apotres@magnificat.ca

Magníficat!

¡Para la preservación del Depósito de la Fe!
¡Para que venga el Reino de Dios!

Una historia para cada día...

Nuestra Señora del Purgatorio

El perdón heroico

A mediados del siglo XIX, la archiduquesa Sofía, madre del emperador de Austria, dio un bello y sublime ejemplo de caridad cristiana. Cuando se le comunicó a esta princesa la ejecución de Lebenyi, que, como es sabido, había atentado contra la vida del joven y caballeroso emperador Francisco José y lo había herido gravemente, dijo: «¿A alguien en este vasto imperio se le ocurrirá rezar por el alma de este desgraciado? Pues bien, quiero asumir este deber que prescribe nuestra santa religión; olvido que me ha causado el mayor dolor que puede llegar al corazón de una madre preocupada por la vida de su hijo, y, como cristiana, he resuelto hacer celebrar misas de aniversario, desde hoy, por el alma de este desgraciado.»

(Publicado por la Archiduquesa en el Journal du peuple)

Otras historias...