Busqueda
Generic filters

Si no encuentra lo que busca,
puede enviar un correo electrónico:
apotres@magnificat.ca

Magníficat!

¡Para la preservación del Depósito de la Fe!
¡Para que venga el Reino de Dios!

Una historia para cada día...

Niño Jesús, ¡Te amo con todo mi corazón!

El protestante y la Biblia.

Un católico y un protestante discutían una vez sobre la tradición. Este último afirmaba que toda la revelación está contenida en la Biblia, que la tradición es inútil y carece de valor. Bien –respondió el católico–, tráeme tu Biblia y te demostraré inmediatamente que la tradición es necesaria. Una vez hecho esto, el protestante lo hojeó y le dijo: «Señor, yo le pedí los Libros Sagrados y no esta colección de fábulas. – Pero», respondió el otro, «esto es la Biblia. – ¿Cómo sabes que estos son los Libros Sagrados? – ¿Quién? Lo sé por mi padre, por mis antepasados, que durante siglos siempre han considerado este libro como divino. – ¡Así que esta es la tradición que no quieres admitir!

Por tanto, San Agustín tenía razón al decir: «No creería en las Escrituras si la autoridad de la Iglesia no garantizara su autenticidad.»

Otras historias...