Para el Buen Pastor de la Iglesia

Jesús funda Su iglesia en Pedro
Fue sobre Pedro que Jesús fundó Su Iglesia. A él le confió las llaves de Su Reino, con el poder de atar y desatar. Fue a Pedro a quien Jesús le hizo esta solemne promesa: «Las puertas del infierno no prevalecerán contra Mi Iglesia».

Señor Jesús, que sois un solo Dios con el Padre y el Espíritu Santo; que sois la única e invisible Cabeza de la Iglesia; que, entre Vuestros apóstoles, elegisteis a San Pedro para ser el único Pastor de Vuestras ovejas, y que deseaba tener como único Vicario en la tierra al Pontífice de Vuestra Iglesia, al que todo cristiano debe dirigirse con sumisión y amor; Os ruego, Señor, que protejáis a nuestro amado Pontífice, que lo defendáis de sus enemigos, que lo colméis de Vuestras gracias y que lo mantengáis en Vuestra Iglesia. Que nos lleve, oh Dios mío, a seguirle por el camino de la verdadera religión; y que los débiles méritos de nuestra fe reciban un feliz incremento cada día gracias a él, para que, como ovejas fieles, lleguemos felices al redil celestial después de nuestro primer Pastor. Amén.

Jesús mío, perdón y misericordia: por los méritos de Vuestras Santas Llagas y los sufrimientos de Vuestra Santísima Madre.