Busqueda
Generic filters

Si no encuentra lo que busca,
puede enviar un correo electrónico:
apotres@magnificat.ca

Magníficat!

¡Para la preservación del Depósito de la Fe!
¡Para que venga el Reino de Dios!

Una historia para cada día...

Niño Jesús, ¡Te amo con todo mi corazón!

¿Y ahora qué?...

Un día, un estudiante, Francesco Spazzara, acudió a San Felipe de Neri (m. 1595) para pedirle ayuda. El Santo se lo concedió y le preguntó qué carrera quería seguir. El joven respondió: «Un abogado. – ¿Y después? – Mi elocuencia me dará dinero. – ¿Y después? – Encontraré una esposa digna y me casaré. – ¿Y después? – Tendré hijos y me harán feliz y orgullosa. – ¿Y después? – Voy a asentar a mis hijos y a ver a mis nietos. – ¿Y después? – Cuando sea viejo, me retiraré y viviré cómodamente. – Y entonces…» El estudiante se puso sombrío y respondió: «¿Entonces? Tendrás que morir. – ¿Y entonces?», respondió el Santo. El joven guardó silencio y se marchó triste y pensativo. La pregunta del Santo nunca dejó de rondar su mente, y se convirtió en un hombre virtuoso y piadoso.

Muchos hombres no piensan en su destino. Y sin embargo… este destino es eterno.

Otras historias...