This post is also available in: Français English Italiano

Año Litúrgico
Fiestas religiosas

Índice temático
de las lecturas

Oraciones para
todas las ocasiones

«Habrá fenómenos prodigiosos en el sol, en la luna y en las estrellas. El sol se obscurecerá, la luna no dará más su luz, las estrellas caerán del cielo y hasta las fuerzas celestiales serán conmovidas.

«En el mundo entero, las naciones serán consternadas por el ruido confuso del mar y de las olas y los hombres desmayarán de miedo a la espera de las cosas que deberán suceder en todo el universo.

«Entonces aparecerá en el cielo la señal del Hijo del Hombre. Todas las tribus de la tierra prorrumpirán en gritos de dolor; y ellas verán al Hijo del Hombre venir sobre las nubes del cielo con un gran poder y una gran majestad.

«Él enviará Sus Ángeles que a la voz de trompeta resonante reunirán a Sus elegidos de los cuatro vientos, de todos los extremos del horizonte.

«Cuando estas cosas comiencen a suceder, levanten la cabeza y miren, porque su liberación está cerca».

Luego Él les hizo esta comparación:

«Miren la higuera y todos los otros árboles; cuando están tiernas sus ramas, y brotan sus hojas y los frutos se muestran, ustedes saben que el verano está cerca. Así, cuando ustedes vean todas estas cosas, sepan que el Reino de Dios está cerca, está a la puerta.

«Yo les digo en verdad: Esta generación no pasará hasta que todas estas cosas sucedan. El cielo y la tierra pasarán; pero Mis palabras no pasarán».

(Evangelio: S. Mateo 24, 29-35; S. Lucas 21, 25-28)